En qué consiste?

INTERNACIÓN DOMICILIARIA es una modalidad de atención de la salud, mediante la cual se brinda asistencia al paciente-familia en su domicilio, realizada por un equipo multiprofesional e interdisciplinario cuya misión es: promover, prevenir, recuperar, rehabilitar y/o acompañar a los pacientes de acuerdo a su diagnóstico y evolución en los aspectos físico, psíquico, social, espiritual, manteniendo la calidad, el respeto y la dignidad humana. (MSN, 2000)

Múltiples estudios revelan que, tanto la persona enferma como la que se halla en fase de rehabilitación tras sufrir una enfermedad, desean retornar a su hogar tan pronto como les sea posible. Asimismo, se ha comprobado que ese retorno al hogar, conlleva múltiples beneficios para pacientes, familias y estructuras de gerenciamiento de la salud.

En nuestro país, donde el sistema sanitario se encuentra fragmentado, el retorno al hogar es a veces temido por pacientes y familias debido a la frecuente falta de coordinación asistencial entre la estructura sanatorial y quienes asisten al paciente en el domicilio.

Tras un inicio progresivo acaecido varios años atrás, la modalidad de Internación Domiciliaria ha ido en continuo avance, constituyendo hoy la respuesta adecuada y necesaria para satisfacer las necesidades de pacientes que pueden y desean seguir siendo asistidos en su hogar con el mismo nivel de eficiencia que durante la internación sanatorial.